JA Teline V - шаблон joomla Форекс

La sombra de la ilegitimidad perseguirá a Moreno

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Gobernar con la mitad de la población en contra es muy difícil, aún más cuando ya hay sectores que están descubriendo que fueron engañados en campaña con los ofrecimientos de elevar el bono a USD 150 o la entrega de casas baratas, que seguramente ampliarán las filas de la oposición. Tampoco le resulta fácil cumplir con esas y otras ofertas en un país afectado por la crisis económica a la que le llevó el mismo correísmo.

Por: Semanario En Marcha

El nuevo gobierno está ya deslegitimado por ser fruto de un fraude, es repudiado por el cincuenta por ciento de ecuatorianos que no votaron por él y no quieren que gobierne.

El fraudulento accionar del correísmo para imponer a Lenín Moreno como presidente de la República ha provocado una crisis política que tiene como elemento fundamental la activa movilización de masas en contra de los resultados electorales presentados por el Consejo Nacional Electoral y afecta aún más la imagen negativa del correísmo.

En esas acciones, si bien se expresa fundamentalmente el rechazo al fraude, se evidencia también el repudio en general al denominado proyecto de la revolución ciudadana. El Ecuador es hoy un país polarizado entre anti correístas y pro correístas, con la particularidad de que el encono entre ellos ahora es cualitativamente superior al pasado. Puede argumentarse que han existido otras elecciones presidenciales que terminaron también con diferencias tan cortas como éstas, pero justamente por las características de esa polarización la conflictividad política tiene las connotaciones que podemos ver y que son imposibles de resolverlas.

Para Lenín Moreno y el correísmo no es suficiente que el CNE proclame su triunfo tras el sainete montado en el Coliseo Rumiñahui de un supuesto reconteo de votos. El nuevo gobierno está ya deslegitimado por ser fruto de un fraude, es repudiado por el cincuenta por ciento de ecuatorianos que no votaron por él y no quieren que gobierne, muchos de los cuales tienen la voluntad de hacer oposición en las calles desde el mismo día de que asuma el mando.

Gobernar con la mitad de la población en contra es muy difícil, aún más cuando ya hay sectores que están descubriendo que fueron engañados en campaña con los ofrecimientos de elevar el bono a USD 150 o la entrega de casas baratas, que seguramente ampliarán las filas de la oposición. Tampoco le resulta fácil cumplir con esas y otras ofertas en un país afectado por la crisis económica a la que le llevó el mismo correísmo.

Tiempos oscuros vienen para el correísmo y la sombra de la ilegitimidad del gobierno de Moreno le seguirá mientras dure, y será un peso difícil de llevar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar