JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Luego de los resultados del 19 de febrero se configuró un escenario político en que la posibilidad cierta que el correísmo sea derrotado está al orden del día. Esta realidad ha generado que las empresas propagandísticas con Fernando Alvarado a la cabeza levanten una campaña donde el  miedo y el desprestigio sea parte consustancial del discurso electoral del oficialismo, para de este modo tratar de afianzar su base social y atraer a temeroso, que frente a la incertidumbre del triunfo de otra opción política puedan ser susceptibles de regresar al electorado que inicialmente voto contra Moreno.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Hoy, algunos ingenuos de convicción y otros de mala fe, se llenan de asombro al saber del llamado a votar por Guillermo Lasso que hace Unidad Popular y otros sectores de izquierda. Por lo general son personas que en el fragor de la lucha popular siempre estuvieron a buen recaudo en la comodidad de sus hogares.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un fenómeno resultante de diez años de la manipulación que el corriesmo ha hecho de las banderas y discursos de la izquierda, las demostradas incoherencias gubernamentales, combinada con el feroz ataque a las organizaciones populares, es la compleja confusión ideológica que existe en gran parte de la sociedad ecuatoriana.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El actual escenario político del país es de tal naturaleza que la resolución de cerrar el paso al correísmo votando por Lasso responde plenamente a la necesidad política del movimiento obrero y popular y a la posibilidad real de provocar un cambio en la correlación de fuerzas políticas del país.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 Con seguridad esta posición será saludada por la mayoría de ecuatorianos/as, de organizaciones sociales y populares; y, a lo mejor, estigmatizada por una minoría obnubilada por las fauces dadivosas del correísmo y por ciertos izquierdistas, imberbes del marxismo.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cerrar el paso al correísmo implica un correcto aprovechamiento de las contradicciones interburguesas, expresa una justa apreciación y discernimiento de quién en un momento concreto es el enemigo principal de los trabajadores y el pueblo y contra quién se debe concentrar todas las fuerzas posibles para derrotarlo, sin perder de vista que no es el único enemigo y que, tras su derrota, el combate continuará contra otras fuerzas que en el curso de la lucha de clases se erigen como enemigo principal.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El proceso electoral vivido el 19 de febrero pasado dejó como resultados los siguientes: Lenin Moreno 39,35%; Lasso 28,10%; Viteri 16,32%; Moncayo 6,71%; Bucaram 4,82%; Espinel 3,18%; Zuqilanda 0,77% y Pesantez 0,75%. Por primera vez en los últimos ocho años el gobierno de Correa no gana en primera vuelta las elecciones y deben convocarse a un balotaje para el 2 de abril del presente año.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ojalá en este proceso de campaña, tengamos menos autocomplacencia, menos prepotencia y la amplitud de mirar abajo, de mirar atrás, de analizar con cabeza fría de qué manera la agenda de izquierda fue cambiando a la derecha, ojalá sea el momento de pedir disculpas, de rectificar los errores, de rever las sendas, de cambiar los nortes por sures, e intentar tejer por sobre todas las rupturas.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Después de un prolongado dominio electoral que giró alrededor de Rafael Correa -el caudillo del siglo XXI-, las elecciones de 2017 en Ecuador han creado incertidumbre entre dos posibilidades: que el país defina a su gobernante por los próximos cuatro años en una segunda vuelta electoral o que continúe en manos del correísmo en primera vuelta.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Antes de cumplir una década en funciones el presidente Rafael Correa completó el ciclo. Dio la vuelta completa. Empezó poniendo su brújula en dirección contraria a la entonces dominante. Sus primeros pasos, en consonancia con su discurso, fueron post-neoliberales. Pero en el camino cambió de orientación. Poco a poco borró sus orígenes “progresistas” – no confundir simplonamente con socialistas.  Paulatinamente sus acciones se sintonizaron con propuestas al más puro estilo fondomonetarista. Y ahora, se identifica con visiones y prácticas neoliberales, como consecuencia de la suscripción de un Acuerdo Multipartes con la Unión Europea: ni más ni menos que un Tratado de Libre Comercio, un TLC.

Más artículos...